martes, 26 de abril de 2022

Increíble madre soltera decide construir una casa con sus propias manos para sus 4 hijos



Noticia del Momento

 El Salvador

La vida nos hace transitar diferentes momentos,
situaciones que aparecen de repente y no nos dan tregua. Por lo que tan solo con el empeño, la voluntad y el sacrificio lograremos revertir y alcanzar el nuevo objetivo. Estas situaciones nos pasaran varias veces en la vida, pero nunca dudaremos en que las daremos vuelta y conseguiremos la paz que necesitamos.

En este caso, hablamos de una mujer la cual se ha transformado en un ejemplo de vida. Una mujer que no dudo en sacrificar horas de sueño y mucha energía para poder hacer algo por el bienestar de sus cuatro hijos que viven con ella.

Te enteraras de lo que Vanesa Canela esta haciendo sola y con gran velocidad, para poder terminar con la construcción de un hogar que les de calor y cobije a sus hijos.

  Vanesa Canela, un ejemplo a tener en cuenta

Vanesa Canela es una mujer que seguramente será igual a muchas de nosotras. Ha subsistido en la vida luchando ella sola para poder mantener a sus cuatro hijos.

Alquilaba una casa, que aunque con sus falencias, les daba un techo para vivir con cierta comodidad al grupo familiar. Pero, el contrato esta por vencer y las nuevas condiciones para su renovación para Vanesa son inaccesibles. Es por eso que se vio obligada a buscar con cierta premura una solución para no quedar en la calle.

Pero, como dice el refrán Dios aprieta pero no ahorca, y apareció esa pequeña puerta abierta que le transformo la vida y le dio la ilusión de pensar en la solución definitiva. Al no tener mas a sus padres, heredó un terreno totalmente descampado. Comenzó a averiguar, para construir una pequeña vivienda con las comodidades básicas para albergar al grupo familiar y ahí se dio cuenta que los costos de pagar albañiles mas los materiales hacían esto  inalcanzable.

Lejos de bajar los brazos y con el asesoramiento de vecinos y amigos que quisieron darle una mano, se adentro en la construcción ella sola, de lo que próximamente será su techo.

Esta odisea obviamente le generó mucho sacrificio, dado que no puede bajo ningún concepto dejar de trabajar y mucho menos abandonar el cuidado de sus hijos, pero siempre hay un tiempo extra que la hace ir al terreno y a fuerza de empeño y trabajo comenzar la construcción.


También hay que destacar que la gente, entre vecinos y amigos al enterarse de esta situación, prestaron su colaboración desinteresada donándole materiales, muebles y otras cosas muy necesarias para tener una forma de vida sencilla pero sin mayores privaciones.

Hoy para Vanesa la única preocupación que existe es poder llegar a terminar con la construcción de los techos antes de que venza el contrato de alquiler, para poder mudarse y que sus hijos no padezcan frío o se mojen por estar a la intemperie.

Claramente Vanesa
es un ejemplo a tener en cuenta, ella no ha dudado un segundo en sacrificar horas de sueño y tiempo para terminar algo que pueda cobijar a sus cuatro hijos, que son su prioridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario