domingo, 10 de abril de 2022

Increíble familia cristiana fue atacada con ácido por abandonar el Islam y convertirse a Jesús en Uganda



Noticia del Momento

 Uganda

 Padre, madre e hija de 13 años, fueron agredidos con ácido por sus propios parientes musulmanes en Uganda. Nos dijeron que renunciáramos a Jesús, pero mantuvimos nuestra fe, dijo el padre.

Una familia cristiana fue atacada con ácido por abandonar el Islam y convertirse a Jesús en Uganda. Cuando los familiares se enteraron de la conversión, convocaron a la familia a una reunión con el clan islámico.

El exmusulmán Juma Waiswa, su esposa Nasimu Naigaga y su hija Amina Nagudi conocieron a Jesús a través de un pastor, quien presentó el Evangelio durante una visita a la casa de la familia en el pueblo de Intonko. Se hicieron cristianos y abandonaron el Islam.

Nos preguntaron sobre nuestra salvación y les dijimos que creemos en Jesús y nos hemos convertido al cristianismo. Nos dijeron que renunciáramos a Jesús, pero mantuvimos nuestra nueva fe en Jesús, dijo Juma en una entrevista con MSN, según publica Morning Star News.

Los musulmanes radicales estaban furiosos porque los cristianos habían renunciado a la religión de la familia, golpearon a la pareja y a su hija y les rociaron ácido en la cara.

Cuando nos negamos a renunciar a nuestra fe en Jesús, mi padre Arajabu recitó algunos versos del Corán, y después de eso comenzaron a golpearnos con palos como prescribe el Corán, alegando que éramos apóstatas, dijo Juma.

Como eso no era suficiente, mi padre entró en la habitación y tomó una botella de ácido y comenzó a rociarnos, mientras el grupo comenzó a gritar: Alá Akbar Dios es más grande, mereces la muerte, y luego me desheredó.

Según Juma, no sabía qué era el líquido que rociaron y después de un tiempo sintieron que el ácido les quemaba la cara. Mientras corríamos por nuestras vidas, comenzamos a sentir una picazón que continuó hasta que el dolor se intensificó, recordó.

Con la ayuda del pastor que los evangelizó, la familia fue enviada al hospital de Mbale. La hija de Juma resultó gravemente herida y fue trasladada a otro hospital en Jinja.

Al día siguiente del atentado, 9 de marzo, la casa de los cristianos fue incendiada. La familia recién convertida todavía está hospitalizada y recibe tratamiento.

La familia pidió oración para que fueran sanados y para que tuvieran un lugar donde quedarse después de la recuperación.

El ataque es otro caso más de persecución violenta de cristianos en Uganda. En enero de este año, extremistas islámicos mataron a golpes a un apologista evangélico en Kampala, la capital de Uganda.

A pesar de que la Constitución del país garantiza la libertad religiosa y los musulmanes representan solo el 12% de la población, hay muchos casos de violencia contra los cristianos y varios asesinatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario